Cuando estás a punto

Después de unos minutos de calentamiento, de besos, caricias y tocamientos, tu erección es inminiente. Quieres penetrarme pero esperas. Tu gentileza me permite moverme con celeridad, subirme encima de ti y hacerte olvidar sin avisar. Fogosamente pero sin gritar. Me tapas la boca para que los vecinos de la habitación de al lado del hotel … More Cuando estás a punto