Una cita, un juego

Tengo un cliente habitual que es un poco “peligrosillo“. No me entendáis mal, no es que me de miedo ir con él, ni se porta mal conmigo, ni nada de eso. Resulta tan encantador como cualquiera de vosotros y siempre se porta como un caballero. Aunque tengo que reconocer que sí que hay una cosa de él … More Una cita, un juego