Y no lo pude controlar

El otro día me pasó algo que no me había pasado nunca o que al menos no recuerdo que me haya pasado y que no pude controlar. Como buena escort que soy me gusta el sexo y disfruto con él, eso es obvio, pero no suelo necesitarlo sin control (a lo mejor es porque tengo bastante y no lo echo en falta), pero como iba diciendo, ese día me pasó algo increíble. Estaba en clase y estaba pensando en una persona muy especial para mí. Es alguien que suelo tener en mi cabeza recurrentemente. Y en ese momento me vinieron imágenes de los dos haciéndolo, de lo que me gusta que me haga y me diga, de cómo enloquecemos al estar juntos en la cama…y yo ni caso a la profe. Necesitaba tener sexo en ese momento y de inmediato. Os juro que era algo que no podía controlar, que me superaba. Pensé en ir al baño y masturbarme pero sabía que no se me iría con un solo orgasmo. Así que aguanté como una heroína, acabó la clase, me despedí de mis compañeros rápidamente, cogí el autobús y aunque tenía que ir a hacer la compra, pasé. Fui corriendo a casa, cogí mi vibrador, me metí en la cama aun sabiendo que mi compañera de piso estaba en la habitación de al lado e intentando no hacer muchos gemidos me masturbé pensando en él y en todos los detalles de lo que solemos hacer. Me corrí enseguida. Pero no lo apagué y el aparatito siguió vibrando y así sin parar hasta 5 veces. Se me echó el tiempo encima, me vestí y me fui corriendo al súper. Aunque era sábado estaba tan cansada que no quería salir así que cené viendo la tele y me volví a poner cachonda aun pensando en lo mismo. Así que me fui enseguida a dormir con mi vibrador. Y me corrí una y otra y otra vez…durante más de 3 horas. Chorreaba tanto que mi placer desbordaba mi vagina y sobresalía bajando por el interior de mis muslos.

Es increíble como nuestra mente puede generarnos tanto morbo, placer, excitación…solo con los recuerdos de una persona en concreto. Porque yo esa tarde/noche no pensaba nada más que en él y en las ganas que tenía de tenerle conmigo…

20161126_164802-2

Anuncios

2 thoughts on “Y no lo pude controlar

  1. Probablemente, uno de los post más morbosos que he leído. No hay nada más erótico que una mujer masturbándose, cuando su sexo se moja pensando en la persona que le pone cachonda.
    Un saludo y espero probar ese sexo algún día

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s